Buscar

¿Cómo reaccionar ante esta declaración? Mamá, soy trans” Séptima parte


Sandra Arcos Royes

Periodista ,madre de dos, hija, hermana, en constante des-aprendizaje.

En el camino de la transición de mi hijo he tenido la fortuna de conocer gente muy valiosa, pero sin duda, el grupo con el cual me siento más identificada y acompañada son las madres. Aunque hay algunos padres en la Red de Familias Trans, el 90% de quienes acompañan a sus hijes a las reuniones, somos las mamás.


Justamente en este grupo conocí a Tania Morales hace dos años, en 2018, durante el picnic de Chapultepec. Cuando me acerqué para presentarme con ella, su recibimiento fue cálido y lleno de energía, la vi tan joven que no pensé que fuera mamá de un adolescente.


Tania Morales

Platicamos acerca de la necesidad de que nuestros hijos pudieran relacionarse con otros chicos de su edad y para entonces ya se gestaba la creación de la Asociación por las Infancias Transgénero.


Reconozco que en ese momento no tenía claro que debíamos luchar en colectivo por el reconocimiento de nuestros hijos, sobre todo en lo referente al documento clave de todas las personas: el acta de nacimiento.


Entendía que no era justo que mi hijo tuviera que esperar a cumplir los 18 años para poder hacer el cambio en el acta, puesto que apenas iniciaba el bachillerato y su molestia creacía cada vez que le nombraban en femenino y con el dead name, empezaba a crecer.

Esa reunión en Chapultepec fue el inicio de un gran acompañamiento que permanece hasta la fecha a través de diversos grupos, actividades, reuniones que se convirtieron en un gran ejemplo de generosidad.

Dentro de este esfuerzo, Tania se convirtió en un faro para muchas madres que no sabíamos ni entendíamos que nuestros hijos trans, aunque fueran menores de edad tienen derecho a ser reconocidos en su identidad. Y entonces empezó una cruzada que la ha llevado desde su casa, a las sesiones con otras familias, a la defensa por los derechos de las infancias y adolescencias trans, al congreso de mujeres de la Ciudad de México, a presentar una reforma administrativa que pretende ayudar a las familias con hijes trans menores de edad a tener su acta de nacimiento sin tener que pasar por un largo y costoso juicio, además de tomar en cuenta lo que dicen las infancias y adolescencias.


Una cantidad apabullante de actividades, gestiones, ires y venires, estudio, ejercicio de su carrera como abogada, y aun así con tiempo para escucharnos, para forjar una amistad y sororidad sin distinciones.


Y con todo ello, Tania Morales, con el apoyo del Fondo Semillas planteó la creación de un taller llamado Súmattte en 2019, donde convocó a madres de todo el país, motivadas por el amor hacia sus hijos trans para que durante una semana escucharan a expertos y expertas en todas las áreas vinculadas a nuestro proceso como madres de familia: en salud, educación, deporte, derechos humanos, políticas públicas, en fin, una cantidad de información que lograron alcances insospechados.


Todas las madres que estuvieron en ese primer taller Sumattte regresaron a sus lugares de origen a sembrar la posibilidad de un mejor futuro para sus hijxs y todas las personas trans.

Desde Mexicali hasta Guatemala, madres de infancias, adolescencias y juventudes trans se reunieron cada tarde en el hotel sede para seguir compartiendo experiencias, sentimientos, vivencias y mucho conocimiento. Se convirtieron en una gran red que, a nivel nacional, empiezan a mover grupos en cada uno de sus estados a favor de los derechos humanos y del reconocimiento a las identidades.


Pero Tania no se quedó quieta, siguió avanzando y junto con otros activistas de la diversidad, líderes de opinión, defensores de derechos humanos, terapeutas, psicólogues, madres y padres decididos a ser visibles para que la sociedad comprenda la realidad de las infancias trans, iniciaron una extensa campaña de difusión en redes sociales, televisión y medios impresos de la importancia de que el congreso de la Ciudad de México suba la reforma y sea votada, con la esperanza de que sea aprobada.


Con la energía y entusiasmo que le caracterizan, Tania Morales busco que aquellas madres que participaron en el primer taller Sumattte, participaran en el segundo taller, ahora de manera virtual debido a la pandemia y con el apoyo de expertes en psicología y sexología de la organización La Puerta Abierta, recibieron a más de 30 madres de familia de al menos 20 ciudades del país.


En esta ocasión el enfoque del taller se dirigió a nosotras como mujeres, que herramientas tenemos para entender la transición de nuestros hijxs, más alla de los aspectos jurídicos, sociales o médicos.



Cómo entendemos la sexualidad, cómo fuimos en nuestra adolescencia, que piensan les adolescentes trans, cómo dirigir nuestras emociones hacia acciones que nos beneficien, qué hacer en las escuelas en caso de bullying, fueron algunos de los temas abordados.


Damian, Gorga, Paulie, Joseph, Natalia, Angie, Claudia, Benjamín, nos guiaron durante un mes, dos veces a la semana en esta apasionante actividad y ahí estaba Tania, con nosotras, como una mamá más, como siempre compartiendo y demostrando que, aunque ha dado un salto gigantesco desde aquel picnic en Chapultepec, permitió comprobar que Tania es sinónimo de generosidad. Por ello, gracias Tania, gracias por siempre dar y ofrecer ayuda, consejos, apoyo, un café, una charla.


Aquí estamos las madres acompañándote también y haciendo lo que nos toca, dejar este pedacito de tierra mejor de cómo lo encontramos. (Cita de la obra de teatro Acá en la Tierra).



2 vistas0 comentarios

Nuestras redes sociales

  • Twitter Icono blanco
  • Tik Tok
  • Blanco Icono de YouTube

Términos y Condiciones

© Todos los derechos reservados Musas A.C. 2021