Buscar

El precio de la sal (Carol) Lecturas diversas


El precio de la sal (Carol)


Un día, mientras una joven trabajaba en el departamento de juguetes de unos grandes almacenes, una elegante mujer rubia le solicita una muñeca, da un nombre y una dirección para que la envíen a su domicilio y se marcha. A través de sus miradas, se dijeron más palabras.


Esa secuencia no solo fue el momento clave para desencadenar el amor entre las personajas Therese Belivet y Carol Aird en la película Carol (Estelarizada por Cate Blanchett y


Rooney Mara, en 2015), sino de hecho fue una situación real que vivió la entonces novel escritora, Patricia Hihgsmith (1921-1995), en la que se inspiró para escribir su segunda novela.

Eran los años 50, socialmente no se aceptaban los amores lésbicos. Por ello, varios editores no aceptaban publicar El precio de la Sal, como originalmente Hihgsmith título su libro, porque además el final de la historia no era uno trágico en el que una o ambas de las mujeres enamoradas terminaba suicidándose o encerrada en un manicomio, es decir, implícitamente, moralmente, el texto no condenaba que dos mujeres se involucraran emocional y sexualmente. De hecho, se le considera la primera novela lésbica con final feliz.



La obra sobre el romance de estas dos mujeres neoyorquinas fue publicada en 1952, bajo el seudónimo de Claire Morgan. La escritora, de solo 27 años, seguramente no quería perder el impulso de su primera obra de ficción: Extraños en un Tren, impresa en 1951 y cuya trama policiaca tuvo tan buena aceptación que hasta el cineasta Alfred Hitchcock en menos de un año realizó una película homónima.


En 1989, la autora nacida en Texas, Estados Unidos, aceptó la reimpresión de su novela ya con el título Carol y con su nombre real. En la edición incluyó un prólogo donde explicó sus motivos de haber utilizado un seudónimo en el pasado. En el libro se plantean emociones, sentimientos y pensamientos sobre la lucha por un sueño, de amar con locura, de amor lésbico, de reencuentros, de arriesgarse a ser feliz, de descubrimiento de la orientación sexual, del cuestionamiento de los cánones sociales y sobre el aislamiento. Una variedad con la que se ganó gran aceptación de críticos y lectores, al grado que se estima se han vendido un millón de ejemplares.


A lo largo de sus casi cinco décadas de carrera literaria, Highsmith escribió 22 novelas, decenas de relatos cortos y más de 20 de ellos han sido adaptados al cine y al teatro. Con frases como: “¿La gente siempre se enamora de cosas que no puede comprar? Siempre”, “Siento que estoy en un desierto con las manos extendidas y tú estás lloviendo sobre mí”, “Su risa era un sonido más hermoso que la música” o “La felicidad era como una hiedra verde que se extendía por su piel, alargando delicados zarcillos, llevando flores a través de su cuerpo”, Carol o El precio de la Sal conmueve y estremece a sus lector@s de principio a fin.

4 vistas0 comentarios

Nuestras redes sociales

  • Twitter Icono blanco
  • Tik Tok
  • Blanco Icono de YouTube

Términos y Condiciones

© Todos los derechos reservados Musas A.C. 2021