Buscar

The Wicked + The Divine lesbianas, bisexuales, asexuales, trans, no binarixs en comic

R. Morgan Psicóloga/Escritora de ficción y de opinión. Amante de los cuentos en sus mil formas.


Cada noventa años, doce dioses reencarnan en cuerpos mortales. Viven en sobrevida sabiendo que en dos años morirán. Al final, deben tomar sus lugares peleando contra la oscuridad. Así siempre ha sido. Por si eso no fuera poco, esta generación de dioses se vuelven las celebridades más adoradas del momento. The Wicked + The Divine cuenta la historia de estos dos años y Las premisas de fantasía oscura se han cerrado a tener protagonistas de color, lesbianas, bisexuales, asexuales, trans, no binaries, pero en la novela gráfica, una ola de artistas y escritores redefinen quién puede protagonizar la aventura.

La historia sigue a Laura, una adolescente bisexual infatuada con las nuevas reencarnaciones de los dioses. Junto a ella está Cassandra, una reportera trans que busca probar que no existe nada sobrenatural. Es refrescante cuando las historias de personajes LGBTQANB no se basan solamente en descubrir y definir su identidad. Estas juegan papeles importantes en quienes son Laura y Cassandra, pero son, como en la vida real, sólo una parte de una persona compleja.


Cada dios no solo tiene poderes sobrenaturales, sino que también son vistos como celebridades por los mortales. Esto da oportunidad de jugar con la expresión de género y hacer alusiones a grandes artistas queerque siguen definiendo la música. Lucifer en esta encarnación aparece como una mujer explícitamente inspirada en el estilo andrógino de David Bowie. Inanna, la diosa sumeriana que encarna como una persona no binaria juega con la moda del glam rock tomando inspiración del cantante Prince. Tara, diosa de múltiples religiones, toma prestado el estilo de Lady Gaga.


Además, da la oportunidad de jugar con diseños y colores que presentan la magnitud de un dios sobre un escenario. El uso de color en cada panel, hasta en las burbujas de diálogo le da una personalidad única a cada personaje. Logra crear imágenes electrizantes que te transportan al mismo concierto. La estética de los dioses es inconfundible y deja claro sin sonido y con palabras contadas la razón por la cual oírlos en el escenario es milagroso.


Por más fantástica que sea la historia, The Wicked + The Divine mantiene los pies en la tierra al discutir temas sobre fama, identidad, relaciones abusivas, poder, narrativas y hasta mortalidad. Cada dios tiene su propia manera de lidiar con ser una deidad que lleva a una crítica sobre las demandas culturales hacia las celebridades. No es coincidencia que los dioses tengan sus propias convenciones y clubes de fans, que sean inmortales pero su estrellato breve.


Mientras l@s lector@s leen la historia y aprenden las reglas del universo, se terminan enamorando de los diversos personajes. Quieren salir de fiesta con Dionosyo, cantar karaoke con Baphomet, o sólo tomar un café con Inanna y Laura, no por ser dioses sino por disfrutar tanto las interacciones entre ellos. Gillian logra balancear los elementos fantásticos con los humanos de tal manera que hasta cuando no hay acción, se disfruta leer.


La novela gráfica ha ofrecido un espacio de libertad para representar todas las identidades libres de las narrativas estereotipadas tan comunes en el entretenimiento. The Wicked + The Divine se puede considerar una de las historias que logró abrir este espacio. fue nominada a Comic Exceptional por GLAAD (Alianza de Gays y Lesbianas Contra la Difamación) en 2016 por su primer volumen y una vez más en 2020 por su volumen final. Es fácil notar la razón. Esta historia ofrece escapismo y expresión libre a través de la exploración del género y la sexualidad. La celebra. Le dice divina. Y l@s lector@s también se sienten mágic@s.

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Nuestras redes sociales

  • Twitter Icono blanco
  • Tik Tok
  • Blanco Icono de YouTube

Términos y Condiciones

© Todos los derechos reservados Musas A.C. 2021