Buscar

Hijas de Bilitis, semillas del movimiento LGBTTTI en el mundo

Judith Flores Mujer lesbiana, periodista y activista LGBTTTI

 

En la actualidad ninguna persona debe sentir vergüenza por su sexo biológico, orientación sexoafectiva, su identidad sexual o su rol de género, tal como cientos de miles de personas lo reivindican en las marchas Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti, e Intersexual (LGBTTTI) que año con año se realizan en todo el mundo. Pero llegar a eso no fue algo que sucedió de la noche a la mañana, sino gracias al trabajo decidido y con convicción de mujeres y hombres que lucharon por el derecho a existir y no vivir en la obscuridad.

Ese es el caso de Las Hijas de Bilitis, (Daugthers of Bilitis, DOB, por sus siglas en inglés), grupo fundado por ocho mujeres lesbianas en Estados Unidos, quienes estaban cansadas de la clandestinidad, los asaltos y persecución policiaca de los que eran objeto, dado que los bares para personas como ellas eran ilegales. Además de que carecían de un lugar donde pudieran sentirse seguras y no tuvieran que soportar miradas morbosas o de rechazo.

Corría el mes de octubre de 1955, cuando Dorothy Louise Taliaferro Del Martin (San Francisco,1921-2008) y Phyllis Ann Lyon (Tulsa, 1924-2020) junto con otras tres parejas de mujeres lesbianas, fundaron DOB, quienes aunque fueron calificadas de tibias por no rebelarse enérgicamente contra la heteronormatividad, su labor sin duda rompió barreras sociales, impactó favorablemente el movimiento pro derechos de la mujer y sembró la semilla de un trabajo que rendiría frutos incluso hasta nuestros días con el movimiento LGBTTTI. Del Martin y Lyon se conocieron en 1950 cuando ambas colaboraban en una revista en Seattle, Washington, al oeste de Estados Unidos. En 1952 ya eran pareja y en 1953 se fueron a vivir juntas a San Francisco (SF), California. A partir de ahí su convicción con el movimiento lésbico las llevó a ser pioneras en distintos aspectos no sólo como fundadoras de DOB sino como activistas defensoras de los derechos de personas de grupos homófilos en general, como inicialmente se denominó a las organizaciones homosexuales.

Tanto Del Martin (DM) como (L) Lyon se graduaron de periodistas, así que no dudaron en pensar que “The Ladder” (La Escalera, en español), la revista emblema de DOB y primera publicación lésbica periódica en EUA, sería la alternativa ideal para dar a conocer su agrupación, sino también dar a conocer ensayos, poesías, reseñas de libros, entre otros para promover conocimiento y unión entre las lesbianas de todo el país.


En sus longevas vidas DM y L. se convirtieron en la primera pareja de mujeres aceptada en una de las principales organizaciones de mujeres feministas que reconoció a la lesbiandad como tema de lucha, en la primera pareja que recibió una licencia que la ciudad y el condado de San Francisco emitió a parejas del mismo sexo para oficializar su unión y la primera pareja lésbica de SF que se casó años más tarde.


Las hijas de Bilitis con Harvey Milk

Además, en su honor se estableció la primera clínica de atención no sólo a lesbianas de raza blanca, sino también de raza negra y latina, y en la que más adelante se atendería además a personas de bajos ingresos y mujeres VIH positivas sin seguro médico, así como servicios para personas Transgénero y sin casa.

Pero vamos a enterarnos paso a paso. DM y L. llevaban juntas tres años cuando en 1955 fundaron las Hijas de Bilitis (DOB). En una primera etapa, el grupo sólo era una alternativa de reunión y comunicación entre lesbianas dado que no podían reunirse libremente en bares. En alguna entrevista, las fundadoras explicaron que eligieron el nombre DOB tanto por el personaje lésbico, contemporáneo de Safo, inventado por el escritor francés Pierre Louÿs, como porque: "Si alguien nos pregunta, siempre podríamos decir que pertenecemos a un club de poesía".

Y es que el sexo entre mujeres durante las décadas de los 50 y 60, era aceptado en tanto ellas no mostraran sus afectos públicamente y se refirieran a su relación como de “amigas íntimas”. Mientras que a los hombres homosexuales los podían encarcelar, encerrar en instituciones mentales de por vida, someter a hipnosis, lobotomías, terapia de electrochoque y vómito, o incluso castrarlos. Así que las y los activistas tenían mucho trabajo por delante. Para 1956, el número de integrantes de DOB ya se había incrementado a 16 y ya les eran más claras las necesidades de la comunidad lésbica de aquellos años: apoyos para perder el miedo a salir del clóset, noticias sobre las reuniones DOB, historia y literatura, pero sobre todo una entidad de unión y fuerza en y con la que las integrantes pudieran luchar por sus derechos y fueran respetadas y aceptadas por el resto de la sociedad.

Así, en 1957, la primera organización social y política para lesbianas en los Estados Unidos, se formalizó con el registro de la corporación sin fines de lucro “Daugthers of Bilitis INC”, con una descripción tan ambigua y somera que a decir de Phyllis Lyon, "podría haber sido un estatuto para un club de crianza de gatos".

Elemento importante para el crecimiento y desarrollo de la organización fue “The Ladder”, revista que empezaron a editar en 1956. La publicación consistía en 8 páginas al inicio, pero para 1970 ya contaba con casi 44 páginas. En todas las ediciones incluyeron los 4 propósitos de DOB:

  1. Educación de la variante, con énfasis particular en los aspectos psicológicos, fisiológicos y sociológicos para permitirle entenderse a sí misma y adaptarse a la sociedad en todas sus implicaciones sociales, cívicas y económicas--esto debe lograrse estableciendo y manteniendo una biblioteca de literatura de ficción y no ficción sobre el tema de la desviación sexual; patrocinando discusiones públicas sobre temas pertinentes que serán conducidas por miembros destacados de las profesiones legales, psiquiátricas, religiosas y otras; abogando por un modo de comportamiento y vestimenta aceptable para la sociedad.

  2. Educación del público en general a través de la aceptación primera del individuo, conduciendo a una eventual ruptura de tabúes y prejuicios erróneos a través de las discusiones publicas mencionadas, diseminación de literatura educacional sobre el tema de homosexualidad

  3. Participación en proyectos de investigación de psicólogos, sociólogos y otros expertos debidamente autorizados y responsables dirigidos a un mayor conocimiento de la homosexualidad.

  4. Investigación del código penal en lo que se refiere al homosexual, propuesta de cambios para proveer un trato equitativo de los casos relativos a este grupo minoritario y promoción de estos cambios a través del debido proceso de ley en las legislaturas estatales.

Bárbara Gittings, editora de la revista en los años 60, llegó a hacer la aclaración que la palabra "variante" se usó en lugar de lesbiana, porque la palabra referente a la isla griega de Lesbos era una palabra que tenía un significado muy negativo en 1956.

DOB tenía subsedes en el resto del país y cada una de éstas debía seguir la “línea” de la sede matriz: San Francisco. La aceptación de la organización fue tal que lesbianas de Nueva York, Los Ángeles, Nueva Jersey, Detroit, Chicago, Reno, Filadelfia, Nueva Orleans, San Diego, Denver, Cleveland, Filadelfia, Cambridge y Boston, entre otros estados, e incluso de otros países como Australia, participaron activamente en generar mayor presencia de DOB.

En todas esas ciudades y en el país oceánico se logró la distribución de “The Ladder”. Es muy probable que el nombre se refería a la escalera que las lesbianas utilizarían para salir del “pozo” de la desesperación por no poder vivir libremente. El mismo “Pozo de la soledad” (The Well of Loneliness) descrito por Marguerite Radclyffe Hall.

La novela fue publicada inicialmente en 1928 en Inglaterra, pero fue prohibida allá, así que Radclyffe consiguió que otro editor la imprimiera en EUA, donde la obra también fue perseguida y censurada. En Nueva York, la Sociedad para la Supresión del Vicio junto con la policía, confiscaron 865 ejemplares del libro y el editor Donald Friede fue acusado de vender una publicación obscena. Sin embargo, él mismo se las ingenió para hacer otros seis tirajes. Se estima que en su primer año, se vendieron más de 100 mil copias.

La circulación de “The Well of Loneliness” fue un escándalo y se llevó a juicio a Friede quien contrató para su defensa a Morris Ernst, cofundador de American Civil Liberties Union (Union Americana de Libertades Civiles, ACLU, histórica organización estadunidense). Ernst consiguió declaraciones de una decena de escritores, incluidos Ernest Hemingway , F. Scott Fitzgerald y John Dos Passos, entre otros, para destacar el valor literario y no ofensivo de la novela. Al final del proceso las autoridades no hallaron delito que perseguir.

Pero regresemos a la revista “The Ladder” que tuvo como antecedente la publicación de y para lesbianas Vice Versa: America's Gayest Magazine , publicada entre 1947 y 1948 en Los Ángeles. La creadora fue Edith Eyde, bajo el seudónimo de Lisa Ben, quien editó sólo nueve números porque en el servicio de correos podían acusarla obscenidad y en los bares era muy riesgoso entregarlos . Dado que en contraste “The Ladder” circuló mensualmente por 16 años se considera a ésta la primera revista lésbica, misma que tal vez corrió mejor suerte porque fue hasta 1963 que incluyó fotos de lesbianas en su portada.

En la revista de DOB se podían leer textos sobre arte o literatura, o posicionamientos políticos de las líderes lesbianas o de las lectoras. Por ejemplo tenemos este fragmento de un poema de Ruth Sheldon Tellrod en la edición de noviembre de 1962:

Canción de amor

Después que la monotonía de la ciudad Fue arrojada muy lejos Me senté contigo Bajo la nube verde clara Del arce primaveral Saboreando el día Brillante en tus labios Suave como la hierba temprana El sol es presencia ansiosa Que hace diamantes de tu cabello Seguí tus ojos Como una golondrina Siguiendo a otra….

DM y L Fueron presidenta y editora, respectivamente, de la revista hasta 1963, año en que se retiraron para que el proyecto de la publicación creciera, sin depender de dos personas, sino de un equipo editorial que pudiera evolucionar con los tiempos. Kay Lahusen y Bárbara Gittings tomaron la estafeta. Lahusen era la primera fotoperiodista abiertamente lesbiana del movimiento por los derechos de los homosexuales, mientras que Gittings, su pareja, se convirtió en la editora. Kay fotografió lesbianas para varias portadas de The Ladder de 1964 a 1966, sustituyendo los dibujos de personas y gatos. La primera foto fue realizada en septiembre de 1964, mostrando a dos mujeres de espaldas, en una playa mirando al mar y la primera lesbiana que apareció con su rostro al descubierto fue Lilli Vincenz en enero de 1966.